Quédate

Una sonrisa

Irreversibilidad
Evidente

Complicidad
esposa cautiva
a la mirada

Esta nada
perforada
por tu ausencia

Donde en secreto
comprendo el papel
de tu presencia.

Detenida entre agujas
tiempos, recuerdos,

penetrables.

 

Dos, UNO, Dos.
Hacia atrás.
Hacia adelante.

Algo más allá
de este temor
florece al marchitar.

Paso abierto
al caudal.

A esta extraña
sensación

-de permanencia-

De respirarte
En la inconsciencia
Y saber

Que tu olor
en mi piel

Es la verdadera esencia.

Anuncios
Publicado en Ejercicio, Nuevo, Sobre mí | Deja un comentario

Noche

Muchas veces habré iniciado por la noche. Pero hoy, realmente fue de noche. Un velo ahogado. Insondable. Inmedible. Sólo opuestos y esperas. Como si ella supiera. Lo sabe. Sin colores rebotantes. Luz perdida en silencio, el agujero negro de toda incertidumbre, de esos egoístas que no devuelven nada. Sencilla, voraz, volátil, vapor. Inamovible. Las hojas en las ramas no hablan entre ellas. No habría hecho falta. El mensaje ya habrá recorrido toda la tierra. Toda la salvia y toda la lluvia. El sol ha secado las ansias y ha dejado las huellas de ella al descubierto. Las huellas de la vergüenza que no son las de la resistencia, pero a veces unas solapan a las otras, como si para coexistir entre sus duelos no les quedara más remedio. La sombra tiene hambre y sigue su curso. No llama al miedo, porque los que la sobreviven también son de piedra, sensibles solo a la inflamabilidad de las pasiones sin acalmia. La de las almas inquietas que cuentan, abrigadas por estrellas, historias, o tiempos, o se olvidan, porque no retan a tiempo al paso de la vida. Pasa. Sin alegrías, las de copas llenas, porque el miedo al amanecer nunca ha estado más claro. Nunca ha sido más despreciado un despuntar. Nunca había una sombra ganado tanto terreno. La esperanza yace pensativa, contemplando los valores de la pena. Calculando su próximo golpe a la ironía, cínica; a la burla de sus conjuros agitadores del espíritu. Pero yace y no se encuentra. A su vez, vacía. Mirando sin mirar. Sin manos o voz o alma. Y queda. Como si hubiera sido todo la pesadilla. Pero de esta pesadilla no despertará.

De esta pesadilla, caerá. Más lejos.

| Deja un comentario

Cenizas

Abro la pluma…
(Me quedo suspendida en pensamiento)

Sacudir un diccionario:
No encontrar nombre a lo que siento.

Estoy cansada, con dolores que no sé,
Para qué van apareciendo.

Me arden los ojos.

Me arde la boca.

Me arde el cerebro.

No vale la pena estar despierta,
La conciencia hoy es incompetente.

Dormir es una angustia.
Soñar, es imposible,
O sucumbir a una derrota espiritual.

No hay consuelo o más allá
Que aguante el dolor
De esta atrocidad.

Publicado en -Nameless-, Extrapolaciones, Reflexiones, Sobre mí | Deja un comentario