J

Me gusta recordar los sueños.

J está lejos. Lo quise mucho cuando compartimos tiempo. Mucho. Un cuarto de nuestras vidas se nos fue en experiencias. Ahora el cariño es distinto, porque quiero a su recuerdo y los buenos momentos.

Anoche soñé con J.

Cariñosamente.

Habían niños en el sueño, ajenos a nosotros. Había lujuria en el sueño, ajena a nosotros. Habían momentos del sueño que no me pertenecían, como si estuviera despierta y no me perteneciera. Sí, ajena a mí.

J  me recordó a J. Ha sido extraño. Corrí mi rímel durante un beso largo, y recordé el repiqueteo de sus labios. Él me besaba con presencia, cuando yo no estaba ahí. Y luego, se fue y yo me fui, siempre de mí, huyendo.

Estábamos en un auto compacto, como el que J solía manejar cuando estábamos juntos, en el que salíamos a recorrer siempre los mismos rincones de la noche en la ciudad, los mismos cobijos de sus nervios y su ímpetu, de sus manos en mi cintura, de mis negaciones afirmadoras. Del futuro.

Manejaba hacia otro lugar donde no solíamos ir. Esta vez, no era el mismo J, sino el primer J, de fricciones y frases jocosas, de miradas cruzadas y razones perdidas. No es el J de mis besos reformados.

Nos retamos en un lugar húmedo, caliente, lleno de gente, a un par de indiscreciones. Luego se transformó el ambiente, en una piscina pública, con niños pequeños de otros fragmentos de mi subconciente, de mis deseos ocultos de una maternidad imposible, proyecciones acéfalas que correteaban entre nosotros, mientras los cuidábamos.

Luego de nuevo en el auto. Ahí supe que estaba recordando, sentí un suspiro similar al primer beso con J, lleno de vergüenza a causa de circunstancias tontas y pasajeras. Sus labios. Su saliva. Su lengua. Su tristeza. Su tímida osadía. Era él.

Ya el final no lo recuerdo. Pero del sueño no se recuerdan sino los fragmentos del contenido, sin comienzos ni finales.

Eternidades despedazadas.

-Ejercicio N° 0,1-

Anuncios

Acerca de saraceci

I absolutely love Radiohead, except for "Creep". I'm conscious of how dangerous life can be, and yet I have no idea of how unbelievably dangerous it can get.
Esta entrada fue publicada en -Nameless-, Ejercicio, Verborrea. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a J

  1. Mirna dijo:

    Ay Sara, sueña más seguido 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s