-Algia-

Quizás es cierto lo que alguna vez has dicho.

Vivo del dolor que me fabrico, me atrapo en un laberinto álgido que yo misma levanto con mis manos inertes. Transformo tus versos en saetas venenosas con un único destino: mi corazón. Umbilico a mi mente todos los silencios del mundo y los hago míos. Destrozo mi confianza por elucubrar que quizás, alguien ya no me quiere. Vivo del dolor que me fabrico, es mi perdición y mi trampa.

Algunas veces logro anestesiarme un poco, adormeciendo a lo que sea que me impulsa a ver una casualidad como un hecho endemoniado. A veces logro salirme de mi propia piel y sentir por primera vez de nuevo como siempre, algo tan cotidiano como el amor por el mundo putrefacto. Pero pronto, más que tarde, vuelve un impulso a salirse del curso y detonar una cascada de tormentos ya muchas veces transitada. Y se levanta de nuevo el muro imaginario, y yo ya no puedo salir de ahí.

Las luchas ya no se suceden con la frecuencia con la que me gustaría, dando un poco más de espacio a las otras posibilidades, más resignadas, o derrotadas, u olvidadas. Un minuto se hace sombra y la sombra se estira sobre todos los tiempos, y los hace a todos iguales. Le da a todos el mismo peso para mis hombros, las mismas lágrimas para mis ojos. Los tiempos se encogen y desaparecen y sólo queda la conciencia de su paso porque una rutina que no controlo se apodera de mi cuerpo. Pero todos son igualmente insignificantes, y yo sólo me lleno de un dolor inventado.

Iba a comenzar un escrito satanizándote. Ya lo pediste, lo exigiste, lo asumiste y pronto lo darás por hecho. Cuando lo veas, me harás culpable, traerás a tus recuerdos de mí (que ya no deben agazaparse más en tu mente, y deben haber volado) y ante la condena eterna de tu olvido los pondrás, para que se enorgullezcan de la difícil y desagradable tarea de escribir una letra contra ti, para que hagan suya semejante atrocidad. Pero mi voluntad no será la de complacerte. No existirá el escrito. Redimiré mis actos nocivos y perdonaré los pensamientos malditos, porque forman parte del mismo invento donde también gesto el inventado dolor.

Puede que tenga una potencia creativa sin igual, y que mi imaginarium esté arraigado en los corazones más profundos de mi cordura, por siempre deforme. Puede ser cierta la mentira, pero el dolor no deja de ser real. Un hueco magnífico y ausente, que a veces incluso, se cree perceptible. Mi propio charquito de miseria, donde revolcar mi valioso presente hasta minimizarlo a una mísera excusa de existencia.

Un atentado contra mí misma, para mi propio deleite. Un fetiche retorcido. Un suspiro permanente, polivalente, importante e incapacitante.

El detonante es algo que no es mío, porque nunca lo tuve, o es algo mío que deja de serlo porque lo perdí. La tenencia para mí es importante, me gusta poseer las cosas, y no poder controlarlo me inhabilita dentro de mis propias posibilidades.

Pero la imagen de mi presente ahogado por un dolor sordo en un infortunado charco imaginario me acosa. Es el verdadero demonio a exorcisar. No tú. Tú no tienes absolutamente nada que ver. Pasaste y seguiste y ya no estás, y ya no importa. Podré asignarte una posición en ese pasado que tanto adoro, donde perteneces como un verdadero moldeador de lo que una vez hace tiempo, fue y debe ser recordado.

El verdadero enemigo es: mi imaginación, y tras ella, la somatización.

 

 

 

 

 

 

Algún analgésico mientras veo al sol evaporar al charco, por favor…

Anuncios

Acerca de saraceci

I absolutely love Radiohead, except for "Creep". I'm conscious of how dangerous life can be, and yet I have no idea of how unbelievably dangerous it can get.
Esta entrada fue publicada en Sobre mí, Verborrea. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s