Progresión a más de lo mismo -Sin Título-

Emoción a mente. Mente a pensamiento. Pensamiento a palabra. Palabra a omisión. Mis hermosos ojos buscan desenfrenados algún asidero, algún reposo, algún refugio. Tu imagen me abandona como la presa que intuye el destino de satisfacer al vientre ajeno. Tus labios se callan y yo me envuelvo en la reconfortante mudez de mi conciencia. Sigues de pie ante mí. Un borrón de cuentas nuevas, un camino en círculos, pasos agigantados hacia nada. Silencios que siguen a otras sombras de otro tiempo. Sigues ante mí, ya no te veo. No estás aquí, ni de pie ni de ilusión. No soy concreta en mi duda, no sé qué querer. Pero sé que tú no eres la respuesta. Ayer la pregunta fue borrada de la lista, ahora hay nuevos vacíos sobre los que debo saltar. La semejanza de las imágenes fue reemplazada por la disparidad de las realidades que no se doblan sobre sí ni para sí. Baten los vientos las láminas de las persianas, los vidrios de los ventanales tiemblan ante el paso feroz e impermeable del tiempo. Sigues de pie ante los años que no te daré, ante mi corazón. Sigues ahí, dándome un horizonte callado de cara al futuro de nunca jamás. Lluvia en diagonal, sequía horizontal, miedo vertical, gravedad absoluta en toda dirección. Escribir es escupir ideas que ya no pueden hacer niditos de amor en el tormento. Así que hago pausitas de vez en cuando, esperando a que te mueras dentro de mí una y otra vez, para escribir en tus funerales. Prometo hacer muchos. Prometo matarte siempre. Prometo que vivirás dentro de mí por todos los tiempos que dejen de pasar. Y así seguiremos, en un rito privado, de dolor y de muerte, de besos pasmados en el hielo. Dejemos palabras sin sílabas, cambiemos el concepto del significado, cambiemos el significado de este llanto y tergiversados plasmemos los “te quiero”. Alguna vez te amaré, pero no será para decírtelo, ni para sentirte en el regocijo de semejante suicidio. Y en caso de germinarte de nuevo, será para compartirte en los acordes perdidos de un pianoforte trashumante. Para todo lo demás, está y estará la delicia redentora de la amnesia, a quien debo la salvación de mi alma en tantas oportunidades desangradas, las crisis de momentos rotos por la inamovilidad del futuro y por la versión definitiva de tu alma soplando huracanes, derribando los ídolos escondidos en los recovecos de la mía.

Nos queda un suspiro perdido en los laberintos de los bienamados.

Anuncios

Acerca de saraceci

I absolutely love Radiohead, except for "Creep". I'm conscious of how dangerous life can be, and yet I have no idea of how unbelievably dangerous it can get.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Progresión a más de lo mismo -Sin Título-

  1. DT dijo:

    Sigues siendo tan fina en tu escritura. Partiendo letras como pan y repartiéndolo entre las almas hambrientas de ti y claro, poesía.
    A veces me gustaría ayudarte, pero eres de las personas que están de acuerdo consigo mismas y no me necesitas, mas siempre quiero tenerte en mi vida aunque solo se pueda de esta manera, en ocasiones, tan impersonal.
    Besos, querida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s